martes, 27 de marzo de 2012

David

En mi ascensor hay una pegatina blanca con la imagen de un señor en mono de faena y justo en diagonal con su cabeza, una de esas repugnantes familias felices qué tanta grima dan.
El objetivo de este derroche de sonrisas es informarme de que puedo montarme tranquila en mi ascensor porque el mecanismo fue revisado por última vez el:
18/03/2012
por:
David

No conozco al tal David, pero estoy segura de que no sería lo mismo si el técnico hubiera sido Pedro o Benoît.
Pensándolo bien¿quién es ese tal Pedro? Seguro que el sobrino parado del jefe que tenían que colocarlo en algún sitio y ahora pretende llevarse los méritos de nuestro David.
¿Y Benoît? ¿qué sabrá ese sobre elevadores ibéricos? Con el nombre de franchute qué tiene... con lo que costó sacarles de Zaragoza en la guerra de la Independencia ahora les vamos a dar las llaves de nuestros ascensores?

Quita, quita chica dónde va a parar. Sabiendo que ha sido David me quedo mucho más tranquila.

No hay comentarios:

Obra del momento