viernes, 11 de septiembre de 2009

mundo bizarro...


nos juntamos en el parque, todas las tardes... no sabemos nuestros nombres muy bien. Somos el de Tony, la de Chrisna, los de Bonnie, la de Reina. La de Becka y su hermano. Hay que elegir con mucho cuidado el nombre de tu perro, cariño, porque en más de una ocasión te conocerán por él.



Es uno de los mejores momentos del día. Me encantan esas personas, sus perros y las conversaciones que mantenemos. En la casa de Gran Hermano todo se magnifica... en el parque todo se minimiza. Parece que los conflictos fueran juegos de recortables en diminutas casas victorianas de muñecas. Cuando veo a los perros correr juntos siento que las cosas tienen un sentido. El mundo me parece menos bizarro, y te juro que este verano la Isla está bizarrísima. ¿Será que somos personajes en el sueño de otro, y estoy metida en "La Ciudad de los Prodigios"?

Obra del momento